miércoles, 13 de mayo de 2015

No podía morir por un asunto pendiente





He conocido a una enfermera que me platicó un testimonio impactante. Le pedí que lo escribiera y aquí se los dejo. Espero les ayude también a reflexionar.

martes, 12 de mayo de 2015

Las pláticas del portal




La misa se había prolongado un poco. Bueno, era común, cuando tenemos tiempos y no existe la presión de una misa siguiente podemos dejar que la palabra de Dios nos ilumine.

lunes, 11 de mayo de 2015

El mejor regalo del mundo para mamá




Hoy durante el programa que tenemos de radio de la hora de los cincelazos pregunté cuál sería el “regalo” que las mamás esperan verdaderamente de sus hijos. Entendiendo “regalo” como lo que es, un don, una gracia especial. Obviamente no

domingo, 10 de mayo de 2015

Si somos fríos no hay que ser diferentes




Soy poco afectivo. Nací en una familia que nunca nos enseñó a ser efusivos, porque tampoco les enseñaron el afecto. Somos fríos, no tanto para llegar a indiferencia, pero si somos algo fríos. Hay algo que divide, la indiferencia y el ser fríos. No recuerdo un cumpleaños para mí. Quizá por la

viernes, 8 de mayo de 2015

Donde estaba Tlaloc les dejé a Dios





Eran casi la una de la tarde. Una persona estaba sentada muy cerca de mí y confesaba sus pecados. Los cantos del coro de la iglesia se escuchaban hasta donde yo estaba. A veces me impedían escuchar con claridad al penitente. Una señora de tez morena llegó a la entrada del templo. Me miró fijamente y haciendo un gesto con su cabeza me indicaba que ya había llegado. Di la absolución al penitente y me puse de píe. Caminé unos pasos y pregunté a los que estaban fuera de la iglesia que si se iban a confesar. Me

sábado, 25 de abril de 2015

Esos cinco segundos fueron suficientes


Caminaba sin tomarles atención. Yo pensaba en las cosas que estaba haciendo y lo que tenía pendiente. Cruce por enfrente de ellas y ni siquiera una mirada de reojo les daba.

viernes, 24 de abril de 2015

Camino de la cruz en una calle de Texcoco reflexión de un misionero


Viernes 10 de la mañana, inicia la procesión. Niños y niñas con pequeños gorros acompañando a sus mamás en aquella calle cercana a la vía. Los jóvenes con vestuarios a usanza de los romanos dramatizaban la primera estación del viacrucis.